Logo
Imprimir esta página

El cáncer de colon puede curarse en el 90% de los casos

La importancia de la prevención y realización de estudios para detectar el cáncer de colon y recto (CCR) es inmensa dado que, de ser identificado y tratado a tiempo, es uno de los tipos de esta enfermedad más curables.



De hecho, en el 90% de los casos puede curarse esta afección. Hay dos tipos de prevención: la primaria, que consiste en llevar una vida sana a base de realizar ejercicio de forma regular, no fumar, disminuir la ingesta de alcohol y controlar la alimentación, entre otras cuestiones, y la secundaria, basada en la realización de estudios de forma regular. Ninguna evita la aparición de la dolencia, pero disminuye sustancialmente las posibilidades de que aparezca.

Según la Organización Mundial de la Salud, en Argentina, fallecen 7000 personas por año debido a esta afección, un promedio de 17 por día. Es el segundo tipo de cáncer más mortal, detrás del de pulmón.

Leé también 17 argentinos mueren a diario por cáncer de colon

No obstante, este tipo de afección puede prevenirse si se diagnostican pólipos y cáncer en estadios tempranos. “Los estudios son importantes porque a diferencia de otro tipo de tumores, el CCR presenta una lesión precursora, que si se detecta, tiene la ventaja de que se puede tratar, con lo cual se evita que se produzca la enfermedad. Para ello es necesario que tomemos conciencia acerca de la importancia de la realización de los estudios”, resaltó Fabio Nachman, Jefe del Servicio de Gastroenterología de la Fundación Favaloro.

Las pruebas deben realizárselas tanto hombres como mujeres a partir de los 50 años de no contar con antecedentes familiares y 40 en el caso que sí. En el primer escenario, hay que hacerlos cada 10 años y en el segundo cada 5. “No hay que paralizarse por temor a los estudios o a lo que se pueda hallar en los mismos, en la actualidad son realmente sencillos, indoloros y ambulatorios”, precisó Nachman.


En el caso de detectarse algo en el estudio, el procedimiento siguiente no reviste de mucha complejidad. Se extraen los pólipos por endoscopia si se puede, lo que previene la aparición del cáncer directamente, sino se realiza una operación. Si se detecta cáncer en un estadio temprano, el tratamiento a partir de ese momento depende del estado en el que se encuentra la enfermedad, si se ven ganglios comprometidos, superó el límite del colon o hay metástasis.

“Culturalmente en la Argentina las mujeres comprendieron la importancia de los controles ginecológicos y existe gran adherencia. La búsqueda de lesiones tempranas en colon tiene la misma relevancia con diferencia que son más frecuentes, y en estadios tempranos es evitable”, indicó el experto.

Desarollo web SolucioNets