9 C
Santa Rosa
sábado 24 julio 2021
Inicio Barriales “Las mujeres somos capaces de hacer cosas"

“Las mujeres somos capaces de hacer cosas»

Uno de los empleos esenciales en la vida de la ciudad tiene que ver con el que desarrollan aquellos trabajadores y trabajadoras que diariamente se dedican a cuidar la limpieza de la misma.

Una de las integrante del equipo de mujeres que desarrolla el servicio de Barrido de Calles a través del Ente Municipal de Higiene y Salubridad Urbana (EMHSU) es Pamela Weithand Ruiz, que dejó sus impresiones acerca de la labor diaria y las características más salientes que tiene su actividad.

       ¿Cómo es el trabajo de barrendera en el EMHSU?

       Mirá el trabajo en si está bueno, por lo menos a mi me gusta lo que hago. Porque gusta levarme todas las mañanas temprano para ir a trabajar, ya que en el caso de las mujeres, nuestro horario de trabajo es generalmente siempre de mañana, a menos que haya algún rondín que cubrir algunos sábados, domingos o feriados por la tarde.

       ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

       Algo que a mi por lo menos me enorgullece y me da mucha felicidad, es cuando estoy barriendo en algún sector y pasa gente y te felicita por la tarea. Eso te levanta el ánimo y te da la pauta que uno está haciendo las cosas bien. También me gusta mucho mi tarea, porque es al aire libre y no tengo que estar encerrada en un lugar. Me acostumbre mucho a estar permanentemente en la calle y tener un poco de contacto con la gente, sobre todo con esas personas que te tratan con sumo respeto, y que hasta te esperan todos los días para saludarte.

       ¿Con los años además vas entablando una relación cercana con los vecinos y comerciantes que ves todos los días?

       Obviamente, ya cuando me ven pasar con la ropa naranja me saluda todo el mundo, por más que tal vez a algunos no los conozco. Y después, cuando uno tiene un recorrido estable, al que vas día por medio, la gente que te cruzas comienza a acostumbrarse a tu cara y tus horarios, y vos también a ellos, por lo que por ahí siempre surge alguien que te ofrece agua o la posibilidad de pasar al baño, o que te va charlando un poquito mientras haces tu trabajo, sobre todo adultos mayores que por ahí están solos y esperan todas las mañanas tu paso para cruzar aunque sea dos palabritas.

       ¿La gente es cuidadosa en general con la limpieza de la calle y coopera con tu trabajo o no?

       En mi opinión, creo que hay de todo un poco. Hay gente que si coopera y otra que para nada. Pero bueno, el mayor trabajo son estos meses de otoño en que cuesta mucho trabajo juntar las hojas, por eso siempre estamos a la expectativa de que llueva o haya una helada fuerte para que terminen de caer todas las hojas y de a poco ya se vaya aliviando la tarea.

De todos modos, siempre contamos con la ayuda de los muchachos de espacios verdes en las plazas o de la barredora municipal que pasa por algunas calles, que ayuda mucho.

       ¿Cómo era tu vida antes de entrar como barrendera, que otros trabajos tuviste?

       En mi caso, antes del EMHSU trabajaba por hora haciendo limpieza de casas particulares, lo que no tenía nada que ver con tener un sueldo fijo como ahora, y además el trabajo es bastante diferente. Debo decir que los primeros días en el barrido de calles me costó bastante esfuerzo, hasta que me adapté.

       Y en cuanto a estar expuesta al clima, ¿que se sufre más, el frio del invierno o el calor del verano?

       En mi caso tolero mejor el frío, porque mientras uno va barriendo y se mantiene en movimiento continuo, no se sufre tanto las bajas temperaturas. En cambio en el verano, por mas que entramos a trabajar a las 6 de las mañana, ya a las 7 hay días que hace mucho calor, y entonces tenés 6 o 7 horas por delante que cuando hay sol pleno, te hace sofocarte por momentos. Por eso vivimos continuamente tomando agua, y mojándonos la cabeza, y hasta nos llevamos una botella con hielo para ir tomando a medida que se va derritiendo.

       ¿Hay en tu trabajo una meta diaria o una cantidad específica de calles que tienen que barrer o zonas a cubrir?

       Por lo general tenemos asignadas entre 14 y 16 cuadras a barrer y juntar las hojas, papeles y basura en general que esté sobre la calzada.

       No hace mucho que las mujeres ganaron su derecho de formar también parte   del EMSHU.

       Si la verdad es que en mi caso hace 3 años y medio que estoy, y mis compañeras más antiguas van a cumplir 6 años en la empresa.

       ¿Sentis orgullo de ser parte de esas mujeres que de a poco fueron ganando espacios en ámbitos que antes estaban solo reservados a los hombres?

       Yo opino que las mujeres cuando tenemos la voluntad, somos capaces de hacer muchas cosas. Y por eso hoy en día hay mujeres barrenderas, hay taxistas mujeres, tenemos en la Municipalidad también a una mujer manejando y operando la grúa de tránsito, por lo que está comprobado que de a poco nos vamos metiendo en distintos ámbitos. Y eso me parece que está muy bien, porque con trabajo y con respeto se puede llegar a muchos lados más.

- Advertisment -
- Advertisment -