9.4 C
Santa Rosa
miércoles 22 septiembre 2021
Inicio Provinciales Dos condenas: Una por abuso de armas y otra por lesiones a...

Dos condenas: Una por abuso de armas y otra por lesiones a un niño

La jueza de control de General Pico, María Jimena Cardoso, condenó hoy a Alexis José Domínguez a un año y seis meses de prisión en suspenso, como autor del delito de abuso de armas y portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal, en concurso real.

El imputado, de acuerdo a lo acreditado en la sentencia, se trasladaba en bicicleta y al cruzarse con otro ciclista tuvo un altercado verbal. En esas circunstancias, e inmediatamente, sacó de la mochila que llevaba en el canasto, una carabina recortada calibre 22 y le efectuó un disparo a la víctima, sin llegar a herirlo. El hecho ocurrió el pasado 10 de septiembre, cerca del mediodía en Intendente Alvear. Posteriormente, el atacante entregó el arma voluntariamente a la policía a través de su pareja.

Cardoso dictó el fallo luego de declarar admisible un acuerdo de juicio abreviado presentado, en forma conjunta, por el fiscal Guillermo Félix Komarofky, el defensor privado Jerónimo Altamirano y el propio acusado, de 23 años. Con respecto a la opinión del damnificado sobre el acuerdo, desde el Ministerio Público Fiscal se contactó con él y también brindó su consentimiento.

La magistrada le fijó, además, a Domínguez como reglas de conducta por dos años, fijar domicilio, someterse al control del Ente de Políticas Socializadoras y no cometer nuevos delitos.

Lesiones.

En otro abreviado, la jueza de control piquense, Nora Cristina Gómez condenó hoy a un hombre de 77 años, a seis meses de prisión en suspenso, por lesiones leves en perjuicio de un niño de siete años que padece síndrome de Down y es hijo de su pareja.

De acuerdo a las pruebas recolectadas durante la investigación fiscal preparatoria, pudo probarse que el pasado 17 de febrero, el imputado concurrió junto al pequeño, en su vehículo, hasta una despensa, y que al salir, lo llevó a la rastra, cruzando la calle asfaltada, para volver al auto que había quedado estacionado. Como consecuencia de esa conducta, el niño sufrió escoriaciones en un glúteo y una lesión cortante en el labio inferior por una mordida.

El abreviado fue convenido entre la fiscal Ivana Soledad Hernández, el defensor público Alejandro Piñeiro y el acusado, quien admitió su culpabilidad. También la madre de la víctima, al ser informada sobre sus alcances, prestó conformidad.

Las partes también coincidieron en solicitar que el imputado cumpla con una serie de pautas de conducta durante dos años, y Gómez hizo lugar. Por lo tanto, en ese lapso, deberá fijar domicilio, abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas, no acercarse a menos de 200 metros ni tener ningún tipo de contacto con el damnificado ni su progenitora, y realizar un tratamiento psicológico.​

- Advertisment -
- Advertisment -