0.3 C
Santa Rosa
sábado 25 junio 2022
Inicio Política Estados Unidos, en alerta: cree que ISIS-K podría atacar su territorio en...

Estados Unidos, en alerta: cree que ISIS-K podría atacar su territorio en seis meses

Un funcionario de Defensa estadounidense consideró ante el Congreso que tanto ISIS como Al-Qaeda podrían reagruparse en Afganistán, en medio de la crisis política y social que atraviesa el país

Los grupos terroristas islamistas habían utilizado Afganistán como base de operaciones para los ataques del 11 de septiembre de 2001 y podrían reagruparse en ese país en crisis

Uno de los principales funcionarios de políticas de seguridad de Estados Unidos, el vicesecretario de Defensa, Colin Kahl, advirtió este martes que la organización terrorista ISIS-K (Estado Islámico de Afganistán) podría atacar al país norteamericano el próximo año.

 

”La comunidad de inteligencia evalúa que tanto ISIS-K como Al-Qaeda tienen la intención de llevar a cabo operaciones externas, también contra Estados Unidos, pero actualmente no tienen la capacidad”, dijo Kahl ante la comisión de Fuerzas Armadas del Senado, y continuó: “Pero ISIS-K podría llegar a tal capacidad en cualquier momento entre los seis o doce meses, en tanto Al-Qaeda en uno o dos años”.

El funcionario estadounidense explicó que, por el momento, es difícil determinar si los talibanes -que tomaron el mando de Afganistán en agosto- están en condiciones de combatir a los jihadistas del Estado Islámico, dado que Estados Unidos decidió retirar las tropas que durante 20 años hicieron presencia en el país de Oriente para frenar el avance de las organizaciones terroristas.

“Nuestra evaluación es que los talibanes y Estado Islámico son enemigos mortales. Así que los talibanes están muy interesados en perseguir a ISIS-K. Su capacidad para hacerlo, creo, está por determinarse”, dijo Kahl, quien estimó que los jihadistas tienen un “séquito de unos pocos miles” de combatientes.

Crisis en Afganistán
El ministro interino de Relaciones Exteriores del nuevo gobierno talibán, Amir Khan Muttaqi, ya ha advertido que se abordará la “amenaza” de los militantes de ISIS y que Afganistán no se convertiría en una base para atacar a otros países.

Pero el ordenamiento del país asiático parece ser un objetivo lejano. La Organización de las Naciones Unidas (ONU), en efecto, ha determinado que Afganistán atraviesa “la mayor crisis humanitaria del mundo”. En palabras del director de Afganistán de la ONU, Dick Trenchard: “Todos los hombres, mujeres y niños afganos saben que se está desarrollando una crisis realmente profunda” y “todavía no se ha visto lo peor”.

Aunque los gobiernos internacionales se comprometieron, en una conferencia de emergencia realizada en septiembre, a proporcionar alrededor de 1000 millones de dólares en alimentos, suministros médicos y ayuda humanitaria para los 38 millones de afganos, solo una fracción del dinero ha sido recibida por la ONU.

Bajo este contexto, los funcionarios del gobierno de Joe Biden temen que los grupos terroristas islamistas, que habían utilizado Afganistán como base de operaciones para los ataques del 11 de septiembre de 2001, encuentren terreno fértil para reagruparse, en medio de la crisis política y social.

“Necesitamos estar atentos para interrumpirlos”, concluyó Kahl en su exposición en el Congreso, en referencia a las organizaciones de ISIS y Al-Qaeda.

Agencia ANSA

- Advertisment -
- Advertisment -