6.4 C
Santa Rosa
miércoles 17 agosto 2022
Inicio Policiales Tiene 4 años y protegió a su mamá de los golpes del...

Tiene 4 años y protegió a su mamá de los golpes del papá: el agresor no irá preso

En San Juan, a un niño de cuatro años, que dormía como cada noche junto a su hermano, lo despertaron los ruidos y golpes provenientes del cuarto de sus papás. Al escuchar que era su mamá quien suplicaba por ser rescatada, corrió hasta allí para detener la brutal golpiza que le estaba dando su padre.

El hecho ocurrió hace algunas semanas en el departamento 25 de mayo de la provincia cuyana. El suceso salió a la luz tras un juicio abreviado en el que David Ezequiel Garay, el único acusado, se adjudicó la agresión y recibió una pena de seis meses de prisión de cumplimiento condicional.

El caso fue investigado por el Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género (CAVIG), órgano dependiente del Poder Judicial de San Juan. Ante el contacto de TN, fuentes cercanas al caso explicaron que la joven decidió denunciar a su pareja luego de que su madre la convenciera de hacerlo.

“Ellos tuvieron dos hijos y hace poco perdieron a una chiquita de un año y cuatro meses. La relación empezó a resquebrajarse a partir de ese episodio”, indicó una fuente judicial.

En la denuncia, la víctima de 25 años narró que los golpes de Garay ocurrieron luego de que él la acusara de haber estado engañándolo con otro hombre del barrio en el que viven. “Le agarró un ataque de celos”, dijo.

El hecho ocurrió en la madrugada del 13 de marzo. La mujer -se resguarda su identidad- fue a efectuar la denuncia luego de que su madre descubriera las marcas y los edemas que llevaba en el cuerpo y el rostro. En su declaración indicó: “Me insultó diciéndome que era una prostituta, una gila. Fue mi hijo quien cortó la agresión”.

La condena que recibió el agresor

El fiscal Miguel Gay investigó el suceso y fue la jueza Verónica Chicón quien determinó que Garay fuese condenado a seis meses de prisión por “lesiones y amenazas”, aunque no pisará la cárcel y sí deberá llevar a cabo un tratamiento psicológico. El juicio duró 10 días.

“Es una situación muy compleja, porque la denuncia fue realizada a los días fue a hablar con la madre. No hay testigos. El juicio fue abreviado porque el imputado aceptó los hechos”, explicaron desde la Justicia sanjuanina.

Era la primera vez que la víctima denunciaba a su pareja. En su declaraciones agregó: “No podía gritar porque me apretaba el cuello. Me pegó una piña muy fuerte, se despertó mi hijo y cuando él se metió dejó de pegarme”.

El médico que la atendió le otorgó solo siete días de incapacidad para trabajar, aún cuando la víctima exhibió la visible hinchazón en su cabeza.

“Son estos parámetros forenses los que diferencian si las lesiones son leves, graves o gravísimas”, explicaron. Y completaron: “La víctima se retiró de la casa con sus hijos y permanece viviendo junto a su mamá”.

- Advertisment -
- Advertisment -