0.3 C
Santa Rosa
sábado 25 junio 2022
Inicio Sociedad Neuquén: usaron una linterna para operar a una embarazada

Neuquén: usaron una linterna para operar a una embarazada

Ocurrió en el Hospital Castro Rendón, el de mayor complejidad de la provincia. Lo denunció uno de los enfermeros que intervino en la cirugía, que también habló de falta de insumos.

Profesionales de salud de Neuquén denunciaron las malas condiciones en las que se encuentran los quirófanos del hospital alta complejidad Castro Rendón, al punto que debieron operar a una mujer embarazada asistiéndose con una linterna por la falta de luz.

“Fue la gota que rebalsó el vaso, ya basta, le dije a mi jefa inmediata que si esto continúa así, no habilito los quirófanos. La ley me ampara para no poner en peligro a terceros”, expresó el enfermero del lugar, Francisco Ariel López, según reprodujo Diario Río Negro.

Según relató, en una cirugía ginecológica, de la que participaban médicos anestesiólogos, residentes, cirujanos, especialistas de ginecología y de enfermería, debió asistir con una lámpara adicional porque los reflectores que se utilizan para operar, que se conocen como luces cialíticas, «no funcionaban» en dos quirófanos, y en un tercero la luz era tenue y de baja calidad.

«Tuvimos que usar lámparas y linternas de mano para atender un campo quirúrgico porque no se veía nada», relató. Y aseguró que las autoridades sanitarias están al tanto de la situación, así como los gremios, pero que no mejora, lo cual calificó de «vergonzoso» siendo uno de los hospitales de mayor complejidad de la Patagonia.

Además, contó que para lavarse las manos debieron usar agua esterilizada, ya que los lavabos tienen desperfectos. «No tenemos agua en las bachas quirúrgicas para higienizar las manos antes de ingresar a una operación, las canillas no funcionan bien desde hace tiempo; las arreglan y resultan parches, terminamos con una persona con un sachet de agua fisiológica para lavarnos las manos”, detalló.

Y sumó que las puertas quirúrgicas -que deben funcionar con un sistema similar al de los aviones, en un ambiente presurizado-, fueron cambiadas por otro sistema y tampoco funcionan.

“Las puertas no cierran bien, toda la tarde tuvimos problemas con las canillas, no hay insumos, faltan hasta las cintas para pegar curaciones y a veces nos falta equipamiento de anestesia; la gente va al hospital porque piensa que está todo bien, pero estamos trabajando mal y con falta de equipos”, planteó.

- Advertisment -
- Advertisment -