• 28/09/2023 12:24

Cómo evitar en invierno la intoxicación por monóxido de carbono

Jun 21, 2023

Es un gas muy tóxico que se produce por una mala combustión en los artefactos cuando la ventilación de los ambientes es nula o escasa. En el Día de la Concientización y Prevención contra el Monóxido de Carbono, cómo afecta el organismo y cuáles son los errores más comunes en las instalaciones hogareñas.
Aunque puede ocurrir en cualquier época del año, lo habitual es que las intoxicaciones por monóxido de carbono (CO) se produzcan en invierno. Por eso, hay que pensar que, lamentablemente, puede estar comenzando la temporada de más casos, teniendo en cuenta el descenso de las temperaturas. Ante eso, lo mejor es saber de qué se trata ese peligro, repasar la forma de evitar los escapes y tener en claro que los daños —que pueden llegar hasta la muerte— son fácilmente evitables.
Las causas más habituales de estos incidentes son los descuidos o el mal mantenimiento de los equipos de calefacción, calefones, termotanques o cocinas. El CO es un gas altamente peligroso al que se suele llamar “el asesino silencioso” porque carece de olor, sabor y color, lo que lo hace indetectable a través de los sentidos. Se produce por una mala combustión y puede causar dolor de cabeza, mareos, vómitos, desmayos, palpitaciones e incluso la muerte.
Hoy, 21 de junio, es a nivel local el Día de la Concientización y Prevención contra el Monóxido de Carbono, declarado por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires a través de la Ley 5839. La jornada busca aprovechar el primer día del invierno como un disparador para generar conciencia sobre las prevenciones necesarias para evitar las intoxicaciones por CO.
“En Argentina, se reportan 40.000 casos de intoxicación por monóxido de carbono cada año y fallecen aproximadamente 200 personas por esta causa. Es más común durante el invierno en climas fríos; después de los desastres naturales cuando se utilizan cada vez más generadores portátiles alimentados con gasolina; y en inhalación de humo en víctimas de incendios”, explicó el doctor Juan Gabriel Muñoz (MN 148.485), médico pediatra del Swiss Medical Center sede Barrio Norte.
Por su parte, desde la empresa MetroGas, que abastece a más de 2 millones de hogares en el AMBA, coincidieron en que, si bien las intoxicaciones se pueden registrar incluso en verano, en esta época del año los casos son más frecuentes. “Esto se debe a la utilización de artefactos de calefacción inadecuados, como hornallas y hornos, o bien adecuados pero sin mantenimiento o con mala ventilación”.
Qué errores aumentan el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono
Por ese motivo, desde la compañía advirtieron que hay tres errores muy comunes que pueden elevar el riesgo de exponerse a estas situaciones:
– Mal funcionamiento de los artefactos porque la ventilación no es la correcta. En vez de haber una llama celeste/azulada pasa a ser naranja/rojiza, sinónimo de que hay una mala oxigenación de la combustión y que se está produciendo una emanación de monóxido de carbono.
– Conductos de ventilación que fueron retirados por tareas de pintura o limpieza y que luego fueron mal instalados por falta de conocimiento de la función que cumplen estas instalaciones. La consecuencia es que deja de ser seguro el intercambio de gases con el exterior.
– Rejillas de ventilación obstruidas, que también impiden el correcto intercambio de gases con el exterior, por lo que el monóxido se acumula en el interior.