• 17/06/2024 10:23

Un operador de Milei exigió una coima de 100 mil dólares para el armado electoral en Catamarca

Jul 14, 2023

A pesar de llenar su discurso de furiosas diatribas contra «la casta» y de denostar las prácticas del resto de las fuerzas políticas, lo cierto es que la precandidatura presidencial de Javier Milei está plagada de escándalos vinculados con la venta de espacios en las listas.

Ahora se sumó una nueva denuncia. El dirigente catamarqueño José Jalil acusó a uno de los hombres de confianza del líder de ultraderecha, Carlos Kikuchi, de exigirle «una coima» de 100 mil dólares como condición para posicionarlo en la provincia y desactivar la lista de La Libertad Avanza que había sido oficializada en la provincia y que irá unida a la boleta presidencial.

Según consignaron los medios locales El Ancasti y El Diario de Catamarca este viernes «José ‘Chichí’ Jalil afirmó que Kicuchi le exigió esa suma en dos tramos. La primera parte, de 50 mil dólares, para garantizarle que bajaba la lista que lleva como candidato a gobernador a José Jalil Colomé. Y el segundo tramo, también por 50 mil dólares, al momento de presentarse los modelos de boleta».

«Ratifico: fue un pedido de coima. Me la pidió Kikuchi durante una conversación que tuvimos por teléfono, pero como mi aparato anda mal, lo puse en alta voz, así que tengo como testigo al arquitecto Fernando Rivera, que también integra nuestro espacio», dijo Jalil este viernes a La Nación y aseguró que solo lo contó ahora porque lo «indignó que salieran a decir que es mentira que piden dinero por las candidaturas».

La acusación de Jalil, quien en abril se había presentado como “apoderado” de La Libertad Avanza en Catamarca, se suma así a otras denuncias públicas en distintos puntos del país sobre un sistema de recaudación, la compra de candidaturas en dólares y exigencias de entregar cargos en el Estado que acumula el entorno íntimo de Milei.

Jalil afirmó que no accedió a la exigencia de Kikuchi, motivo por el que la conducción partidaria nacional presentó una addenda a las actas de constitución que permitió incorporar al espacio libertario en Catamarca a los partidos Unite y Movimiento de Integración y Desarrollo, lo que terminó por beneficiar a la otra línea interna.

Como de costumbre, desde el entorno de Milei buscaron despegar al líder ultraderechista de este nuevo escándalo y señalaron que «en todo el interior, incluyendo Catamarca y con la excepción de Chubut, La Libertad Avanza no compite en las elecciones provinciales. El espacio no tiene candidato propio, por tanto, y si alguien dice que es el candidato de Milei, la afirmación corre por cuenta de esa persona. Y en el caso puntual de Catamarca, Javier no tiene candidato propio, no viajó a Catamarca, ni dio entrevista a ningún medio de Catamarca».

También indicaron que Kikuchi solo vio en dos ocasiones al ahora denunciante, «y en el marco de reuniones multitudinarias»: una visita a Tucumán y en el acto en Tigre al que asistieron mil dirigentes, en tanto que adelantaron que Kikuchi le hará una denuncia penal.

Venta de candidaturas
La acusación de “Chichí” Jalil se suma a los audios que salieron a la luz en Entre Ríos en los que se deja en claro que los aspirantes a un cargo electivo debían aportar dólares y hasta podían pagar en cuotas.

«Hay un monto, hay un monto mensual que cada candidato debe empezar a cumplir a partir de que es precandidato, así que ya estamos trabajando sobre eso con tiempo récord», planteó Liliana Salinas, referente provincial del espacio, en uno de esos audios.

Salinas involucró en las exigencias de dinero a Milei, a Kikuchi y a otro operador. «Tienen que en primer lugar que financiar esto. Digamos, es así. Nadie se va a sorprender. Ni Kikuchi se va a sorprender, ni Julio Serna se va a sorprender, ni el mismo Javier Milei se va a sorprender porque Javier Milei justamente es el que le está haciendo lo mismo a los futuros candidatos. Tienen que financiar la campaña. Es así», sostuvo.

Los audios salieron a la luz luego de que Juan Carlos Blumberg se alejara del espacio tras acusar a Milei, a su hermana Karina, a Kikuchi y al armador en territorio bonaerense, Sebastián Pareja, de hacer “un negocio” de la política. Los acusó de pedir hasta “50.000 dólares” por una precandidatura a concejal en el partido de Tigre.

Horas después, Milei utilizó las redes sociales para rechazar las acusaciones de Blumberg. “A ver si se entiende de una vez. En este espacio se queda el que viene a poner (aquí cada uno se banca con la propia)”, escribió en Twitter. “El que quiere venir acá a ver si roba un carguito sale eyectado. Denuncien todo lo que quieran”, desafió.

En tanto el abogado Carlos Maslatón lo acusó de “subastar” candidaturas y montar un “régimen de franquiciado político”, lo que reafirmó al presentarse a declarar como testigo en los tribunales federales de Comodoro Py, en la investigación que inició la Justicia electoral.

Silvina Soria, una de las caras libertarias en Avenalleda, también denunció que exigían 60 mil dólares por la precandidatura a intendente, aunque sostuvo que las exigencias también regían para las postulaciones a concejales y hasta consejeros escolares. “Acá todo es por plata”, afirmó, y señaló la “Fundación Deportes Electrónicos” como un supuesto canal para los pagos.

En Neuquén, en tanto, el otrora candidato a gobernador por el espacio, Carlos Eguía, denunció un “modus operandi” que incluiría la entrega de cargos en el Estado, la venta de “franquicias” electorales y el pago de “cachets” para viajes, entre otras prácticas.