• 15/07/2024 23:52

Francia comenzó a evacuar a ciudadanos europeos de Níger tras el golpe de estado

Ago 1, 2023

Francia empezó hoy a evacuar de Níger a ciudadanos franceses y de otros países europeos, tras el golpe de estado que hace seis días derrocó a uno de los últimos líderes prooccidentales que seguía gobernando en esta región de África asolada por la violencia yihadista.

“El primer Airbus acaba de despegar de Niamey con 262 personas a bordo, incluidos 12 bebés; todos regresarán a Francia esta noche, informó esta tarde la canciller de Francia, Catherine Colonna, en Twitter.

El ministro de Defensa francés, Sébastien Lecornu, confirmó en la misma red social que entre los evacuados había ciudadanos de otros países europeos y agregó: «Orgullosos de nuestros soldados y de nuestros ejércitos por su capacidad de respuesta».

Más temprano, la embajada de Francia en Níger había informado a los ciudadanos franceses que «ante el deterioro de la situación de seguridad en Niamey y aprovechando la relativa calma, se está preparando una operación de evacuación por vía aérea».

Las evacuaciones «se llevarán a cabo muy pronto en un lapso muy limitado», agregó.

En tanto, la cancillería francesa anticipó entonces que las evacuaciones comenzarían hoy mismo, según la agencia de noticias francesa AFP.

Se estima que hay 600 ciudadanos franceses en Níger, sin contar los turistas o los residentes franceses que actualmente se encuentran fuera del país.

Según una fuente francesa, iban a usarse aviones de transporte militar desarmados, capaces de llevar a más de 200 personas.

Además de Francia, Italia también tenía previsto fletar un «vuelo especial» para los ciudadanos que quieren regresar al país, anunció el canciller, Antonio Tajani, y agregó que «no era una evacuación».

Alrededor de 90 italianos están en Niamey, la capital, de un total de casi 500 en todo el país, apuntó.

En Berlín, el Ministerio de Exteriores instó a los alemanes en Niamey a subirse a los vuelos de evacuación de Francia, agregando que se cree que menos de 100 civiles alemanes están en el país.

El 26 de julio, la Guardia Presidencial nigerina derrocó al presidente Mohamed Bazoum e instaló un gobierno militar en este país de África Occidental de 20 millones de habitantes, uno de los más pobres del mundo.

El domingo, manifestantes nigerinos protestaron agresivamente frente a la embajada francesa en Niamey para manifestar su apoyo a los militares golpistas y denunciar la condena al golpe de Francia, la antigua metrópolis colonial del país africano.

Ayer, la Junta militar acusó a Francia de querer lanzar una «intervención militar» para restablecer a Bazoum en su cargo, algo que fue rechazado por el Gobierno del presidente Emmanuel Macron.

Los líderes de los países de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) informaron hoy que una delegación de la organización regional, encabezada por el expresidente nigeriano Abdulsalami Abubakar, viajará a Niamey mañana como parte de un proceso de mediación en el marco del golpe.

El sultán de Sokoto en Nigeria, Muhammadu Saadu Abubakar, uno de los líderes religiosos más influyentes y respetados de la región, también formará parte de esta delegación, según detallaron fuentes conocedoras de la reunión a Africa Intelligence, citadas por la agencia de noticias Europa Press.

El anuncio -que aún no es oficial- se produce tras la celebración el domingo de una cumbre de emergencia en Abuya, Nigeria, para abordar el tema del golpe militar en el país vecino.

La organización impuso el domingo sanciones a los golpistas de Níger y los amenazó con un ataque armado si no liberan y reinstauran a Bazoum en su puesto en una semana.

En tanto, la junta militar nigerina recibió el respaldo de Mali y Burkina Faso, dos países vecinos liderados por militares que tomaron el poder por medio de golpes de Estado, que advirtieron que cualquier intervención en Níger sería una «declaración de guerra» contra ellos.

Níger es un país semidesértico, entre los más pobres e inestables del mundo pese a sus importantes reservas de uranio, que ya vivió cuatro golpes de Estado desde la independencia en 1960.

Bazoum, de 63 años, llegó al poder en 2021 tras de ganar las elecciones que marcaron la primera transición pacífica del poder en Níger desde su independencia de Francia, en 1960.

Su mandato ya estuvo marcado por dos intentos de golpe de Estado antes de los acontecimientos de la semana pasada, cuando fue detenido en su residencia oficial por miembros de su Guardia Presidencial de élite.

El jefe de la guardia, el general Abdurahaman Tchiani, se declaró líder del país pese al rechazo internacional de la Cedeao, la Unión Africana, la ONU pero también Francia, Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

El golpe ha disparado las alarmas en los países occidentales que luchan por contener una insurgencia yihadista en esta región, que estalló en el norte de Mali en 2012, avanzó hacia Níger y Burkina Faso tres años después y ahora amenaza las fronteras de varios estados frágiles en el Golfo de Guinea.

La violencia yihadista ha dejado un número desconocido de civiles, soldados y policías muertos en toda la región. En Burkina Faso, alrededor de 2,2 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares.

Francia llegó a tener alrededor de 5.400 soldados en la zona en el marco de la misión antiyihadista denominada Barkhane, con apoyo de aviones de combate, helicópteros y drones.

Pero el año pasado tuvo que retirar sus tropas de Mali y Burkina Faso y ahora tiene unos 1.500 hombres, gran parte de ellos en Níger.