• 23/05/2024 03:29

Clínicas y Sanatorios Privados de La Pampa suspenden atención a afiliados del PAMI a partir del próximo jueves

Sep 12, 2023

La falta de respuesta de la obra social hace insostenible la atención, afirman

El conflicto entre las Clínicas y Sanatorios Privados de la Provincia de La Pampa y el PAMI se agrava, y la atención a los afiliados se verá interrumpida a partir del próximo jueves 14. Las instituciones de salud, entre ellas la Clínica Modelo, el Sanatorio de Santa Rosa, la Clínica Regional y la Clínica Argentina de General Pico, anunciaron que suspenderán las prestaciones de guardia, internaciones y cirugías debido a la falta de respuesta por parte de la obra social.

El conflicto se ha venido gestando durante meses, con reclamos insatisfechos y una creciente tensión entre las partes. Las clínicas argumentan que no pueden seguir absorbiendo los perjuicios económicos y financieros causados por el mal manejo del PAMI.

Según un comunicado emitido por las Clínicas y Sanatorios Privados de la provincia, la relación con el PAMI se ha deteriorado en los últimos meses debido a la negativa y falta de respuesta a sus justas demandas. Además, se quejaron de un trato diferencial y discriminatorio en comparación con otras instituciones de salud privadas de la provincia, que han recibido un bono extraordinario del 20% de su facturación, mientras que ellas quedaron excluidas.

Otro factor que contribuyó al conflicto fue la caída del sistema informático del PAMI, que bloqueó los canales administrativos durante 16 días y luego se retomó con muchas dificultades. Esto resultó en problemas para gestionar la facturación y los pagos correspondientes a las clínicas y sanatorios.

Además, el aumento indiscriminado de los precios de los medicamentos después de la última devaluación ha afectado significativamente a estas instituciones, que enfrentan un desafío económico cada vez mayor.

Las autoridades del PAMI han asegurado que la atención para sus afiliados en la provincia está garantizada y han destacado un aumento en la facturación. Sin embargo, las clínicas y sanatorios privados afirman que la situación financiera se ha vuelto insostenible y que la suspensión de la atención es una medida de último recurso.