• 24/02/2024 14:08

«Río Seco, Voces Vivas: Travesía por el Corazón de la Pampa»

Dic 3, 2023

En el recorrido hacia Limay Mahuida, la Fundación Chadileuvú se convirtió en testigo de un llamado urgente, un eco que reverbera en los campos sedientos y las voces olvidadas de los productores y puesteros. La travesía, auspiciada por la Asociación Agrícola Ganadera de Santa Rosa, llevó consigo la esperanza y la determinación de unir fuerzas en un punto clave: el agua.

Reunidos en el campo de Don Luis Nieto, un encuentro crucial se gestó. La presencia de diversas localidades, desde General Acha hasta Puelches, junto con entidades como INTA Anguil y CARBAP de Buenos Aires, delineó un panorama urgente: la necesidad imperiosa de agua para la tierra, los animales y las comunidades.

El proyecto del acueducto desde Meauco y Puellen se erigió como faro de esperanza, acogido con entusiasmo por todos los presentes. La realidad cruda se hizo evidente: el agua buena se esfumó con la sequía del último brazo del río Salado, consecuencia de decisiones irresponsables de otras provincias en la década del ’47 al ’49. Esta desidia convirtió al oeste de la Pampa en un páramo, forzando un éxodo doloroso, llevándose vidas humanas y animales, y sumiendo a los pocos habitantes en la pobreza y enfermedad.

En el epicentro del debate y las propuestas, surgió un acuerdo crucial: la formación de una comisión entre productores y puesteros. Esta comisión alzará su voz ante los gobiernos provincial y nacional, e incluso buscará eco en organismos internacionales si las llamadas continúan siendo ignoradas.

La marginalidad en la que subsisten estos pobladores es un reflejo de la negligencia de los gobiernos pasados. El desamparo de aquellos que labran la tierra y la aman profundamente clama por ser escuchado, por ser reconocido.

Las esperanzas se alzan ahora, anhelando que estas voces, estos ecos de vida, finalmente sean escuchados y atendidos.