• 24/02/2024 01:05

Bésame mucho: el bolero es Patrimonio de la Humanidad y ellas así lo cantan

Dic 13, 2023

La UNESCO aprobó la semana pasada la inclusión del bolero en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, una medida impulsada por Cuba y México. De Chavela Vargas a Mimi Maura, las voces de mujeres latinas que le dan su impronta.

Producto de la herencia musical de las culturas africana e ibérica, de gran influencia durante la época de la colonia, el bolero es un género que surge en Santiago de Cuba, a finales del siglo XIX. Las sonoridades heredadas de la clase alta española con su Opera y su Zarzuela se unieron a la musicalidad africana de los hombres esclavizados; las guitarras y la percusión se encontraron para dar vida a este ritmo popular bailable, lento e íntimo, que invita al roce de los cuerpos y las palabras de amor. El nuevo género siguió viaje por todo el caribe y países de habla hispana como México, Colombia, Venezuela, Costa Rica, Puerto Rico, Perú, Argentina, Uruguay y Chile.

Desde sus primeros pasos, en aquel Santiago de Cuba de fin de siglo, lo hizo de la mano -y de la voz y de la composición- de la mujer: son varios los nombres de quienes forjaron el género desde la primera hora como la compositora, guitarrista y cantante María Teresa Vera; la compositora, pianista y cantante Isolina Carrillo; la soprano Rita Montaner; la cantante y compositora Margarita Lecouna; la cantante, guitarrista y compositora Marión Inclán y la intérprete Esther Borja.

Y muchas las que luego continuaron, a través del tiempo, llevandolo en la voz y en el alma, en ocasiones resignificando la idea del amor que instaló en el bolero la enunciación y composición masculina, para instalar en cambio otro punto de vista, el amor propio, el empoderamiento ante el sufrimiento amoroso.

Celebremos a algunas de estas cantantes, compositoras, músicas, (solo algunas del enorme universo de boleristas mujeres) cuyos aportes convirtieron al bolero en un patrimonio cultural de la humanidad.