• 24/07/2024 22:04

Ley ómnibus: el Gobierno retira el polémico artículo que limitaba reuniones de más de tres personas

Ene 10, 2024

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunció hoy en la Cámara de Diputados que el Gobierno decidió retirar de la ley de «Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos» la obligación de pedir permiso a las autoridades para la realización de reuniones de tres o más personas en espacios públicos.

«Les vengo a decir que es nuestro objetivo retirar ese artículo directamente porque está suficientemente explicado en otros artículos», señaló la funcionaria sobre el polémico artículo 331 que para la oposición representaba «un grave peligro que lesionaba el legítimo y constitucional derecho a la protesta», dijo al comienzo de su alocución.

«Al haberse generado una confusión pensamos que es mejorar retirarlo. Lo damos por retirado», sostuvo al participar de un plenario de comisiones en la Cámara de Diputados donde se trata la ley ómnibus.

A través del artículo 331 del proyecto, el Gobierno definía a la reunión o manifestación como una «congregación intencional y temporal de tres o más personas en un espacio público».

Según estaba estipulado en la ley ómnibus, estas reuniones o manifestaciones debían ser notificadas al menos 48 horas antes de su realización ante Ministerio de Seguridad, que se guardaría la potestad de autorizar o rechazar la convocatoria.

En el pedido, debían figurar las características de la manifestación, los datos de la persona u organización que la convoca especificando «nombres y datos personales», la finalidad, el recorrido de la marcha, el tiempo de duración y la cantidad estimada de participantes.

Referentes de distintos espacios de la oposición rechazaron la reforma electoral que propone el gobierno del presidente Javier Milei dentro de la ley ómnibus, cuestionaron el sistema uninominal y reclamaron que el tema se discuta en sesiones ordinarias.

El primero en hablar en el plenario de comisiones ante el ministro del Interior, Guillermo Francos, fue el jefe del bloque de diputados nacionales de Unión por la Patria, Germán Martínez, quien se preguntó «qué hace una reforma electoral en esta ley ómnibus», al considerar que será tratada sin especialistas y sin debate.

Por su parte, la diputada nacional Margarita Stolbizer consideró que en la reforma «es incomprensible el cambio a un sistema de uninominalidad».

«Tiene un impacto peligroso en nuestro sistema de representación proporcional, porque el pueblo gobierna a través de sus representantes», señaló la legisladora bonaerense.

Al participar del plenario de comisiones que trata la mega norma, Stolbizer sostuvo que la uninominalidad «puede terminar otorgándole más bancas a un partido que no gana la elección y puede dejar sin representación a un partido que saque el 20 por ciento de los votos».

«También elimina de la competencia a los partidos más chicos», subrayó la diputada del GEN, que destacó además «la nulidad de trascendencia o relevancia en la vida de la gente» que tiene este proyecto para ser discutido en extraordinarias.

La diputada del PRO Silvia Lospennatto, en tanto, cuestionó la reforma electoral, al sostener que «tiene problemas constitucionales serios» y «atrasa 30 años».

La legisladora apuntó contra la uninominalidad del sistema que propone el oficialismo y sostuvo que «tiene una mirada que parece bastante antifederal» y es «peligrosa porque se pierde diversidad».

«Tiene problemas constitucionales serios», analizó Lospennatto, que admitió que «hay algunos objetivos nobles» que su bloque podría acompañar, pero a través de «herramientas que son muy inconvenientes».

«Es una discusión para dar a partir de marzo», señaló la diputada del PRO.

Según remarcó, la reforma viola la Constitución y «retrocede 30 años en cumplir la manda del artículo 37 de la Constitución, que dice que la igualdad real de oportunidades para cargos partidarios se garantizará por acciones positivas».

«Esta reforma es tremendamente regresiva y anticonstitucional», enfatizó Lospennato.

Respuesta de Francos
El ministro Francos, sobre la posibilidad de no alcanzar los votos necesarios para sancionar las reformas políticas, aseguró: «Tenemos claro que para la votación se requiere eso, si no están los votos para tratar las reformas electorales eso no va a detener el tratamiento del resto de la ley».