• 24/05/2024 10:23

Utilizan tecnología innovadora para el análisis de la calidad de los alimentos

Mar 22, 2024

Un equipo de especialistas del INTA y de la Universidad Nacional de La Pampa estudió la eficiencia de la tecnología Espectroscopía de Reflectancia en el Infrarrojo Cercano -NIRS- en la medición de la calidad de acetos balsámicos y vinagres. Se trata de una alternativa que se caracteriza por su rapidez, es amigable con el medio ambiente y su manejo resulta sencillo y accesible, en comparación con los métodos de laboratorio tradicionales.

En un mercado globalizado, el control de calidad de los alimentos se consolida como un factor determinante para la competitividad. Con el objetivo de mejorar el entorno alimentario y contribuir a los mecanismos de control, el laboratorio de NIRS del INTA Anguil -La Pampa-, en colaboración con el grupo de Quimiometría de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, la Universidad Nacional de La Pampa, el Instituto de Ciencias de la Tierra y Ambientales de La Pampa-CONICET de La Pampa, comprobó la eficiencia de la tecnología NIRS a la hora de medir la calidad de acetos balsámicos y vinagres.

Daniela Ortiz -investigadora de la Estación Experimental Agropecuaria Anguil del INTA- explicó: “La tecnología NIRS se caracteriza por ser una técnica de análisis cuantitativo y cualitativo de materias primas, basada en la espectroscopía de reflectancia en el infrarrojo cercano, lo que la convierte en una alternativa innovadora a los métodos tradicionales de análisis de laboratorio, especialmente en el control de calidad de alimentos”.

Los modelos desarrollados en este estudio permitieron cuantificar parámetros clave de calidad de los vinagres y acetos, como la acidez total, acidez volátil, acidez fija, pH y polifenoles totales. Además, se logró una clasificación efectiva de las muestras en términos de menor y mayor calidad, especificó la investigadora.

“La principal ventaja de la tecnología NIRS radica en su rapidez, ya que los resultados se obtienen en un tiempo considerablemente menor en comparación con los métodos de laboratorio tradicionales”, indicó Marcelo Wagner -investigador del INCITAP CONICET-, y agregó: “Además, su implementación es amigable con el medio ambiente, ya que no genera residuos, y su manejo resulta sencillo y accesible”.

Como conclusión, los resultados de este estudio respaldaron la eficacia de la tecnología NIRS en el análisis de calidad, específicamente en la industria alimentaria.

“El equipo de investigación tiene previsto ampliar su aplicación, actualmente centrando sus esfuerzos en evaluar la calidad de diversas muestras de cerveza presentes en el mercado local”, puntualizó Ortiz y concluyó: “Con estos avances, la tecnología NIRS se presenta como una herramienta prometedora para mejorar los procesos de control de calidad en la industria alimentaria”.