• 24/05/2024 09:28

Aumentan las Estafas Bancarias por Correo Electrónico en General Pico

Abr 19, 2024

A pesar de las advertencias y recomendaciones emitidas por las entidades bancarias, el fenómeno de las estafas por correo electrónico continúa en auge en la localidad de General Pico. El fiscal general de la Segunda Circunscripción Judicial, Armando Agüero, reveló que en lo que va del mes, se han reportado al menos nueve casos de estafas por esta modalidad, con pérdidas estimadas en unos 30 millones de pesos.

Agüero proporcionó detalles sobre la operativa de estas estafas, señalando que los delincuentes utilizan correos electrónicos fraudulentos que simulan ser del Banco de La Pampa para engañar a los usuarios. «Los estafadores envían mensajes que aparentan provenir del ‘Departamento Banco de La Pampa’, alertando al cliente sobre una supuesta actividad sospechosa en su cuenta y solicitando la verificación de datos mediante un enlace proporcionado en el correo», explicó el fiscal.

Según Agüero, al hacer clic en el enlace, las víctimas son redirigidas a una página web falsa que solicita sus credenciales bancarias. Una vez que los estafadores obtienen esta información, acceden ilegalmente a las cuentas bancarias de las víctimas y realizan transferencias fraudulentas.

Las estafas por correo electrónico han generado pérdidas significativas en la comunidad, con al menos nueve casos reportados solo en General Pico, alcanzando una suma total de entre 25 y 30 millones de pesos. La situación no es exclusiva de esta localidad, ya que Santa Rosa también ha sido afectada, con pérdidas estimadas entre los 30 y 40 millones de pesos.

Ante esta situación, el fiscal Agüero insta a la población a mantenerse alerta y a no brindar información confidencial a través de correos electrónicos no verificados. «Es fundamental recordar que los bancos nunca solicitan información personal o credenciales de acceso por correo electrónico. Cualquier comunicación sospechosa debe ser reportada de inmediato a las autoridades competentes», advirtió Agüero.

Las recomendaciones de seguridad emitidas por las entidades bancarias cobran mayor relevancia en este contexto, pero la colaboración y la precaución de los usuarios son fundamentales para combatir este tipo de fraudes.