• 18/05/2024 17:35

El músico L-Gante recibió una ampliación de su detención y dictan nueva prisión preventiva

Jul 22, 2023

El músico Elián Ángel Valenzuela, más conocido como L-Gante y quien permanece detenido desde el pasado 6 de junio por privación ilegal de la libertad y amenazas, recibió una ampliación de la prisión preventiva tras ser imputado por el delito de encubrimiento, informaron fuentes judiciales.

La decisión fue tomada ayer por el juez de garantías Gabriel Castro, quien amplió la detención y dictó la prisión preventiva por «encubrimiento agravado por el ánimo de lucro», ya que uno de los cinco teléfonos que se le secuestraron había sido denunciado como robado.

Se trata de un aparato marca IPhone modelo 12 Pro, que había sido denunciado como robado el 21 de marzo de 2021 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según consta en la denuncia judicial.

De esta manera, Valenzuela quedó detenido por «amenazas simples en concurso real con privación ilegítima de la libertad, en concurso ideal con amenazas coactivas -respecto de la víctima Darío Gastón Torres– privación ilegítima de la libertad simple en concurso ideal con amenazas simples -respecto de la víctima Rosa Catalina Passi-; tenencia simple de estupefacientes y encubrimiento agravado por el ánimo de lucro».

La semana pasada, L-Gante recibió un revés judicial por parte de la Cámara de Apelaciones de Mercedes que revocó un fallo que lo beneficiaba con la excarcelación extraordinaria, mientras que el juez Castro le otorgó horas más tarde el arresto domiciliario con tobillera electrónica, aunque esta medida recién se hará efectiva cuando quede firme.

La Sala I de la Cámara, integrada por Carlos Risuleo y Oscar Reggi, resolvió el martes 11 de julio revocar la excarcelación que había sido otorgada días atrás por el magistrado y que había quedado en suspenso porque tanto la fiscalía como el particular damnificado se opusieron a la misma.

En su voto, el juez Risuleo tomó en cuenta la «gravedad» de los hechos imputados a L-Gante, «las varias causas abiertas anteriores» en su contra, «la magnitud de la pena» en expectativa (de 5 a 15 años de prisión) y su «persistencia de conductas desajustadas» a Derecho.

Sin embargo, esa misma tarde, el Castro hizo lugar a un pedido de la defensa particular y le concedió al músico la prisión domiciliaria con monitoreo electrónico, aunque dispuso que esta medida se haga efectiva recién cuando el fallo quedara firme en la Cámara de Apelaciones de Mercedes, tal como ocurrió con la excarcelación extraordinaria.

Un vocero judicial confirmó que el fiscal Villalba apeló la medida concedida por el magistrado a instancias de la defensa.

A su vez, este arresto domiciliario, a cumplirse llegado el caso en una casa de un country de la localidad de Canning, en el partido bonaerense de Ezeiza, quedó pendiente también de un informe positivo de la Dirección de Monitoreo Electrónico de la Jefatura del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

La denuncia que derivó en la detención del cantante fue realizada el 27 de mayo último por Torres, vecino de la familia de Valenzuela, que reside en el barrio Bicentenario de General Rodríguez, en el oeste del conurbano.

La mañana de ese día, a la salida del local bailable «Río» ubicado en esa localidad, hubo un incidente con varios jóvenes integrantes de la denominada «La Mafilia», el grupo de amigos y músicos al que pertenece L-Gante.

Cuando Torres se retiró del boliche para dirigirse a su casa, comenzó a recibir amenazas por parte de Valenzuela y, tras ello, integrantes de ese mismo grupo fueron hasta su casa y lo agredieron físicamente tanto a él como a su familia, según la denuncia.

Luego, pasó un BMW blanco conducido por Valenzuela, que bajó el vidrio, le apuntó con un arma y lo hizo subir al auto, añadió el denunciante.

A los pocos metros, también fue interceptada y obligada a subir al mismo rodado la joven Passi, también vecina del músico y quien había participado de la primera discusión con los amigos de L-Gante, según la denuncia.

Tras ello, algunos integrantes de «La Mafilia» fueron demorados por la Policía y L-Gante regresó hacia donde estaba el móvil, bajó el vidrio y les dijo a los agentes: ‘Largame a los pibes o a éste te lo mato'», en referencia a la víctima que estaba retenida dentro de su BMW.

De acuerdo a las actuaciones judiciales, Torres permaneció 23 minutos cautivo hasta que L-Gante recibió una llamada en la que le aseguraban que sus amigos habían sido liberados por la Policía y soltó a las víctimas.

Con la prueba reunida, la fiscalía solicitó la detención de Valenzuela al juez Castro, quien convalidó el pedido y dispuso cuatro allanamientos el 6 de junio, uno de ellos en el sector 1 del country del Club Banco Provincia, donde finalmente el músico fue detenido.

En los procedimientos se secuestraron el auto BMW; cuatro réplicas de armas de fuego, cinco celulares iPhone y 40 gramos de marihuana.

Por otro lado, el pasado 28 de junio, Torres y sus abogados denunciaron un aparente acto intimidatorio, ya que alrededor de las 21.30 le prendieron fuego al auto que su esposa tiene asignado en su trabajo como fotógrafa en la Secretaría de Prensa del Municipio de General Rodríguez.