• 17/06/2024 13:17

Remodelaciones en el Servicio Funerario

Ago 2, 2023

Santa Rosa: El edificio central del Servicio Funerario, ubicado en 1º de Mayo al 800, fue sometido a una serie de remodelaciones en su planta principal, con el fin de agilizar los trabajos del personal, con más seguridad, higiene y comodidad en sus actividades. Las inversiones se llevan a cabo a 50 años de que la entidad decidiera, en una asamblea de asociados, incursionar en los servicios de sepelios con el fin de aliviar los altos costos que debía afrontar una familia ante el fallecimiento de un ser querido. Lo inició de forma tercerizada, contratando a las tres empresas dedicadas al rubro por aquella época en Santa Rosa. Pero en 1984, comenzó a prestarlo en sus edificios propios.

La obra

Con una inversión que superó los 31 millones de pesos —a valores históricos—, se construyeron dos nuevos espacios, en la misma planta donde se alojan las seis salas velatorias. Una de las nuevas habitaciones es la sala de tanatopraxia, donde personal especializado realiza las tareas de preparación y acondicionamiento sobre los cuerpos que ingresan para recibir los servicios exequiales solicitados por las familias.

Antes, el ámbito dedicado a estas prácticas se encontraba en el subsuelo del edificio, por lo que era necesario el uso de montacargas; con su reubicación, se logró dotar al espacio de iluminación y ventilación naturales, además de una mejor accesibilidad a las distintas salas y capillas. En su estructura se incorporaron rieles y arneses para reducir esfuerzos físicos, un sistema de extracción de aire y otro de desagote.

Las incorporaciones se realizaron con la supervisión del servicio de Seguridad e Higiene de la CPE, ya que es fundamental preservar la salud de quienes ejecutan estas tareas de riesgo sanitario. Las labores de tanatopraxia están íntimamente ligadas a las tradiciones culturales de distintas sociedades; implican una serie de prácticas sobre un cadáver, con estrictos métodos para su higienización y cuidado estético para su posterior velatorio.

Como se trata un servicio sin definición de horarios y vinculado con la urgencia, se construyó también una sala de estar con algunas comodidades para el personal de guardia, un espacio de descanso, aseo personal y vestuario donde ataviarse con los uniformes y elementos de protección pertinentes.

A 50 años de una decisión solidaria

La Cooperativa brinda el servicio de sepelios desde 1973, año en que resolvió, en una asamblea de asociados, incursionar en él con el fin de aliviar los altos costos a los que una familia debía someterse ante el fallecimiento de un ser querido.

Al principio, y durante más de una década, los sepelios eran tercerizados en tres empresas privadas disponibles en la ciudad: Sagrado, Arballo y La Nueva. La Cooperativa se limitaba a conformar un sistema solidario mediante una cuota social que le permitía al titular del medidor de energía y su grupo conviviente acceder a los servicios fúnebres.

En 1984, luego de un conflicto con las tres empresas que pretendían elevar el costo del servicio y modificar sus características, la CPE se encontró con la urgencia de organizar y ejecutar todas las instancias de la ceremonia sin contar con materiales, personal capacitado, vehículos ni lugar para tal fin. Fue en la esquina de Alsina y Pellegrini, hoy conocida como salón “Los Pioneros”, donde se realizó, de apuros, el primer servicio íntegramente organizado por la Cooperativa.

Aquel velorio sería, además, el principio de un lento alejamiento de las empresas privadas del rubro. Aunque una vez superado el conflicto, la cooperativa retomó y sostuvo durante otros 20 años una relación comercial con esas empresas, que se extendió hasta 2005.

Foto:
El presidente de la CPE, Máximo Oronoz (izq.) y el intendente de Santa Rosa, Eduardo Feliz Molteni, inauguran el edificio del Servicio Funerario, sobre calle 1º de Mayo. Fue el 25 de julio de 1986.