• 24/04/2024 21:58

Matan de una puñalada a ingeniero para robarle el celular en Palermo: «No me quiero morir», exclamó

Ago 31, 2023

Un ingeniero civil de 42 años fue asesinado de una puñalada en el pecho que le llegó al corazón por al menos un delincuente que le robó el teléfono celular cuando caminaba por el barrio porteño de Palermo, y si bien alcanzó a pedir ayuda en una heladería de la zona, murió al llegar al hospital, informaron hoy fuentes judiciales, policiales y el titular del SAME.

Tras el hecho, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, envió sus condolencias a la familia de la víctima, describió lo ocurrido como «una situación realmente espantosa», y afirmó que se están analizando las cámaras de seguridad de la zona.

En tanto, el jefe de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad, comisario general Miguel Ángel Fornaro, dijo que la pesquisa se centra en el análisis de las cámaras de seguridad que permitirán saber con certeza si el atacante fue uno o más y para qué zona fugó, lo que es relevante para poder seguir su recorrido mediante imágenes.

El ataque ocurrió cerca de las 22.45 cuando la víctima, identificada por los voceros como Mariano Barbieri (42), fue interceptada por al menos un ladrón en la zona de la Plaza Sicilia, en inmediaciones del Jardín Japonés y a metros del cruce de la avenida Del Libertador y la calle Lafinur, del citado barrio porteño.

En circunstancias que aún son materia de investigación, al menos un ladrón interceptó con fines de robo al ingeniero civil y le aplicó un puntazo que le atravesó el pecho y le perforó una aurícula del corazón, tras lo cual huyó con el teléfono celular de la víctima.

Un vocero judicial detalló a Télam que Barbieri alcanzó a ingresar herido a una heladería de la cadena «Cremolatti», situada justo en el cruce de la avenida del Libertador y Lafinur, donde pidió ayuda a los empleados y se desplomó, situación que fue registrada por una cámara de seguridad del local.

«No me quiero morir», alcanzó a decir el ingeniero, según relataron los testigos a los investigadores, tras lo cual les pidió a los empleados que trataran de contactar por redes sociales a una tía para avisarle lo que había ocurrido, aunque no lo lograron.

Los testigos también afirmaron que el herido llegó a contar que una persona le había robado y le había clavado un cuchillo.

El comisaroo general Fornaro contó esta mañana a la prensa desde el lugar, que se recibió un llamado al 911 de un testigo que vio el momento del ataque y al sospechoso.

Según el jefe policial ese llamado fue realizado desde la avenida Berro y la calle Casares -de acuerdo al sistema de geolocalización policial- y el testigo «menciona observarlo (al atacante) y menciona ver al herido caminar hacia avenida del Libertador»

Tras el ingreso de Barbieri a la heladería, también los empelados de ese local llamaron al 911 y a los pocos minutos se presentaron en el lugar efectivos de la Comisaría Vecinal 14C de la Policía de la Ciudad y una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) que trasladó al herido al Hospital Fernández, donde murió poco después a raíz de la grave lesión sufrida.

«El hombre no vivía acá, se ve que estaba visitando a un amigo», dijo a la prensa un comisario que participó del operativo

Por su parte, el titular del Same, Alberto Crescenti, informó a Télam que recibieron el llamado de alerta a las 22.55 y que a los pocos minutos los médicos estaban atendiendo al hombre, quien tenía una «herida de arma blanca en la región torácica», que le provocó un paro cardíaco ya que directamente le «perforó una aurícula del corazón».

«Entró en paro en la ambulancia, el equipo lo empezó a masajear y alertó al Hospital Fernández. Lo recibieron rápidamente en el shock room ya en paro. Luego de masajearlo por 40 o 50 minutos falleció. Fue un puntazo que entró directo a la cavidad cardiaca, no hubo forma de sacarlo», relató Crescenti.

Tras el hecho, la Policía Científica y el personal de Homicidios de la fuerza porteña montaron un operativo en la zona y en ese marco secuestraron en la plaza ubicada frente a la heladería un cuchillo tipo «Tramontina» que se presume fue el empelado en el ataque, por lo que fue secuestrado para peritajes.

También se hallaron una mochila color negra que estaba vacía, un pantalón corto color gris y una campera del mismo tono que se investiga si tienen relación con el autor del hecho.

Esta mañana, tras tomar conocimiento del hecho, el jefe de Gobierno porteño manifestó su pesar a la familia de la víctima: «Primero mis saludos, condolencias a la familia. Fue una situación realmente espantosa. La inseguridad es una pelea de todos los días. Estamos viendo a través de las cámaras los moviementos de esta persona», afirmó Rodríguez Larreta a Radio Mitre.

En tanto, la pareja del ingeniero asesinado se manifestó por las redes sociales: «Mi amor, papá de mi bebé, te amo hasta el último de mis días, por favor dame fuerzas para criar a nuestro hijo siempre sabrá q su papá era un loco que vivió la vida a pleno! Te amo Mariano sos, fuiste y serás el amor de mi vida, mi hijito es la luz de mis ojos, dame fuerza mi cielo! Espérame allá en muchísimo tiempo pero nos vamos a reencontrar. Te amo!», escribió en Instagram.

A raíz del hecho se inició una causa por «homicidio en ocasión de robo» en la que interviene el fiscal Marcelo Munilla Lacasa, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 36.