• 21/04/2024 17:46

Continúa la búsqueda de los pampeanos desaparecidos en la cordillera

Dic 3, 2023

En horas de la tarde de éste domingo se intensificaba la búsqueda de los dos pampeanos y el guía chileno que desaparecieron en la cordillera de los Andes.
Se trata del farmacéutico Raúl Espir, oriundo de Eduardo Castex y actual intendente (y además reelecto) de General San Martín y el escribano Sergio Berardo de la misma localidad sureña junto al guía chileno Ignacio Lucero.
El grupo integrado por seis andinistas, de los cuales tres de ellos regresaron a la base el martes, intentaban ascender al cerro Marmolejo por el lado chileno pero ya desde el miércoles que se perdió contacto con los tres andinistas. Según información de medios del país vecino el sábado se realizó un vuelo de reconocimiento guiado por las coordenadas conocidas localizándose algunas pertenencias de los mismos.
En la página “Alpinismo y Montaña” manejaban dos hipótesis, una que hayan tenido que realizar un plan de acción no previsto originalmente y otra que hayan tenido que descender por otra ruta con mejores condiciones.
Tanto fuerzas argentinas como chilenas están colaborando en la búsqueda.

El Marmolejo (limítrofe entre Chile y Argentina) es el último «seismil» de la Cordillera de Los Andes si se recorre ésta de Norte a Sur y su posición geográfica lo hace ser el más austral del mundo (de los seismiles).

Se caracteriza por tener un extenso glaciar (Glaciar Marmolejo) con una extensión máxima de aproximadamente 20km. Esto último y la larga aproximación de unos 25km que se requiere recorrer desde el sector del Morro para llegar a la base de éste lo ha hecho meritorio del nombre «Muy muy lejos» entre los montañistas. Se trata de un centro volcánico compuesto por una gran estructura caldérica de edad estimada Pleistocena y un conjunto de centros eruptivos adventicios emplazados en la vertiente occidental de edad Holoceno-Reciente. No hay registro histórico de la actividad eruptiva de este centro.

Alcanzar la cima del Marmolejo es una empresa ardua y exigente en capacidad física y tiempo, pero un lugar privilegiado desde donde apreciar la curvatura de la tierra y la vastedad de los valles argentinos.