• 13/07/2024 21:36

Preocupación en el Parque Nacional Lihué Calel por atropellos a guanacos en Ruta Nacional 152

Ene 10, 2024

Las autoridades del Parque Nacional Lihué Calel expresaron su inquietud ante la reciente oleada de atropellos a guanacos en la Ruta Nacional 152, que atraviesa esta reserva natural. En los últimos días, cuatro de estos ejemplares, especie protegida en el parque, han resultado afectados por vehículos que circulan por la zona.

A través de un comunicado oficial, las autoridades hicieron un llamado a los conductores a reducir la velocidad en el tramo de la Ruta Nacional 152 que cruza el área protegida. Advirtieron que el atropellamiento de fauna silvestre protegida constituye un daño ambiental sancionado por la ley.

«El aumento del tránsito vehicular asociado a la época de verano ha llevado a que cuatro ejemplares de guanaco sufran colisiones con vehículos en la zona del Parque Nacional. Para prevenir estos accidentes, se solicita a los viajeros disminuir la velocidad, especialmente en los tramos demarcados con señalización preventiva», señala el comunicado.

Asimismo, se hizo hincapié en la importancia de brindar tiempo de maniobra a los conductores al encontrarse con fauna silvestre en la vía, con el objetivo de resguardar tanto la seguridad de los ocupantes del vehículo como la de las especies protegidas en el parque.

El guanaco (Lama guanicoe), una de las especies destacadas en el Parque Nacional Lihué Calel, es considerado uno de los grandes herbívoros de Sudamérica y el mayor de los camélidos silvestres del continente. Su presencia en Argentina ha enfrentado declives constantes desde la época de la colonización europea.

Enfatizando en la gravedad de la situación, las autoridades subrayaron que el atropellamiento de fauna silvestre protegida en la jurisdicción del Parque Nacional representa un daño ambiental sujeto a sanciones legales. La preservación de estas especies y la seguridad vial se erigen como responsabilidades compartidas para garantizar la armonía entre la biodiversidad y el tránsito vehicular en el área protegida.