• 16/07/2024 01:03

Tensión con Gallardo en Arabia Saudita: su situación en Al-Ittihad tras el escándalo de Benzema

Ene 25, 2024

El Muñeco, que no cerró el 2023 de la mejor manera, decidió borrar al Gato por sus actos de indisciplina y tuvo el aval de los jeques, pero ahora presionan para que lo reincorpore al plantel.
No son días sencillos para Marcelo Gallardo en Arabia Saudita. Si bien el plantel de Al-Ittihad sigue entrenándose bajo sus órdenes en Emiratos Árabes Unidos y calentando motores con vistas a la reanudación de la liga, el Muñeco vive un tenso presente después de que estallara el escándalo con Karim Benzema.

Al pálido cierre futbolístico del 2023 -perdió tres partidos consecutivos y quedó eliminado del Mundial de Clubes-, se le sumaron los faltazos, varios de ellos injustificados, del reconocido goleador francés en plena competencia.

Más allá de que su relación con el Gato es de respeto mutuo y lo considera el jugador más valioso del equipo, al Muñeco no le tembló el pulso para tacharlo de la lista de la pretemporada por sus actos de indisciplina y dejarlo que se entrenara de manera diferenciada.

Karim Benzema
De hecho, según fuentes cercanas al jeque del conjunto de Yeda, el ex-DT de River tenía su aval para dejarlo en penitencia, ya que el delantero también era mirado de reojo por sus compañeros y el trato no era el mejor.
Sin embargo, con el paso de los días la cúpula dirigencial fue cambiando su postura: creyeron que con este castigo Benzema presionaría para irse, pero todo indica que se quedará en Arabia Saudita. Son pocos los equipos de Europa que pueden hacerse cargo del sueldo que está cobrando actualmente.

Así las cosas, los dueños del Al-Ittihad presionan a Gallardo para que reincorpore a su máxima figura, teniendo en cuenta que están desembolsando millones de dólares y necesitan aprovecharlo en cancha, pero el DT argentino siempre se caracterizó por priorizar el orden y la armonía grupal por sobre cualquier nombre propio.

El tire y afloje entre dirigencia y cuerpo técnico es constante. En los medios locales sobrevoló el rumor de un despido y hasta una inminente renuncia, pero lo cierto es que el Muñeco continúa con el buzo amarillo y negro puesto y Benzema se entrena por su cuenta.