• 24/05/2024 09:48

AstraZeneca admite relación entre su vacuna contra COVID-19 y trombosis con trombocitopenia

Abr 29, 2024

AstraZeneca ha admitido ante un tribunal del Reino Unido que su vacuna contra el COVID-19 puede ocasionar en casos raros el síndrome de trombosis con trombocitopenia (TTS), un trastorno que combina la formación de coágulos sanguíneos con bajos niveles de plaquetas. Este reconocimiento se produce en el marco de una demanda colectiva por lesiones graves y daños a la salud atribuibles a la vacuna desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.

La farmacéutica ya había señalado este posible efecto adverso en 2021, destacando que los beneficios de la vacuna superan los riesgos de efectos secundarios poco comunes. La OMS también ha señalado la rareza de este síndrome, pero confirma su existencia tras la aplicación de la vacuna de AstraZeneca. Los síntomas incluyen sangrado prolongado, pequeños puntos rojos bajo la piel, y sangrado nasal o de las encías.

A pesar de los riesgos, expertos de la OMS aseguran que los beneficios de vacunarse superan con creces los riesgos dados los niveles de protección que la vacuna confiere contra el COVID-19.