• 04/03/2024 07:54

Fue a robar, quedó atrapado y murió asfixiado: su familia saqueó el local en «venganza»

Jul 4, 2023

Sorpresa, indignación, bronca y preocupación. Todo eso y más sintieron los vecinos de Llavallol, en el partido de Lomas de Zamora, cuando descubrieron la mitad de un ladrón de 29 años, totalmente inmóvil, saliendo por uno de los orificios de un local tras intentar entrar a robar. Todo ocurrió el último sábado, el delincuente murió asfixiado y sus familiares saquearon el comercio en busca de venganza, aunque fueron dispersados por la Policía Bonaerense.

El insólito suceso ocurrió cerca de las 7 de la mañana, en un local ubicado en la esquina de Machado de Asís y Liniers en la localidad de Llavallol. El hombre ingresó al comercio e intentó escapar con el botín por una pequeña reja ubicada en la parte superior del local, pero los planes no salieron como esperaba: quedó atrapado entre los hierros y la mitad de su cuerpo colgando en el aire.

Los vecinos no habían escuchado los pedidos de auxilio del delincuente y muchos de ellos se levantaron aquella mañana con la sorpresa de que una persona colgaba sobre una ventana de un local muy conocido de la cuadra. Fueron los mismos vecinos los que alertaron al 911 y de este modo, personal de la comisaría 4ta de Llavallol y del Comando de Patrullas llegaron hasta la esquina de la polémica.

A su vez, arribaron los Bomberos Voluntarios de Lomas de Zamora y de manera conjunta, realizaron maniobras para cortar los hierros y liberar el cuerpo para poder retirarlo. Cuando finalizaron la tarea, el personal médico constató que el ladrón había fallecido por un cuadro de asfixia producto de la presión ejercida por los hierros y no a causa de una herida ocasionada por la reja. “Evidentemente, al quedar trabado las rejas le comprimieron el pecho y se ahogó”, explicó un vecino.

Al cabo de unas horas, familiares y amigos del delincuente arribaron hasta el lugar y comenzaron a saquearlo en represalia por la muerte del ladrón. Sin embargo, este acto delictivo duró pocas horas porque los agentes de la bonaerense lograron disuadir a los agresores. “La amenazaron y le dijeron que le iban a prender fuego la casa. Entonces la mujer sacó todo lo que pudo y se fue”, contó otro vecino. La causa quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°1 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. El delincuente estaba siendo buscado por la Justicia por otros delitos en la zona.